Benka Pulko es la única mujer que ha dado la vuelta al mundo en moto

¿Qué experiencias tuviste antes de comenzar la gira mundial?

Unas 380 millas para ser exactos. Puede que no parezca mucho, pero fue suficiente para entender cómo usar el acelerador y los frenos. Cuando decidí viajar por el mundo mi licencia de conducir tenía 7 meses, lo que aprendí en el camino es más valioso que lo que aprendí en la universidad.

Cinco meses después salió de casa en la parte trasera de una F650GS y regresó cinco años y medio después, recorriendo la friolera de 190 000 km, visitando 75 países y 7 continentes y entrando en el Libro Guinness.

Su historia es un ejemplo de que cualquier persona con determinación de acero y una ética de trabajo saludable puede lograr las metas que se proponga.

benka-pulko-moto

Este aldeano esloveno, inició su andadura en junio de 1997, Era la primera vez que conducía una motocicleta en carretera abierta y su experiencia como piloto la adquirió de los cursos que había tomado en una autoescuela meses antes.

Benka Pulko quería conocer gente, descubrir nuevos lugares, aprender de los lugares por los que se cruzaba y sobre todo viajar y vivir la experiencia, por eso pudo tomar una decisión tan drástica.

En 2002, después de 2000 días y 112 000 millas, su viaje llegó a su fin, convirtiéndose en la primera mujer sola en viajar por todos los continentes. benka También estableció dos nuevos récords Guinness, el viaje más largo jamás realizado por una mujer, tanto en tiempo como en número de kilómetros. Excursiones.

En una de las entrevistas con la prensa local y luego de que le preguntaran qué aprendió en este viaje, benka pulko Fue claro y contundente en sus declaraciones:

«Ahora ya no acepto las palabras ‘imposible’ o ‘no factible’ como respuestas válidas. Soy mucho más exigente como persona y he aprendido a utilizar de forma óptima el tiempo disponible.

Odio el desperdicio de cualquier tipo: recursos, tiempo, energía, dinero y oportunidades. Mi visión del mundo también ha cambiado. Al ver el mundo como un lugar amable, humano y maravilloso, estoy seguro de que todavía hay tiempo para convertirlo en un lugar aún mejor, con más comprensión y menos paranoia».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.