Las 5 cosas que NO debes hacer al comprar una moto

Ha llegado el momento, has tomado tu decisión y ya estás buscando tu moto, estás más que preparado comprar una moto que se convertirá en tu fiel compañero de tiro ¡Pero antes! Considere las cosas que NO le recomendamos que haga.

No hagas estas 5 cosas comprar una moto

1: Enamórate a primera vista

¿Como? Así es, te enamoras a primera vista, porque la mayoría de las veces un diseño te llama la atención y te hace olvidar que hay algo más que una bicicleta bonita frente a ti.

Antes de caer en la tentación, comprueba si realmente es lo que buscas y lo más importante, que se adapta a tus necesidades.

2: Compra en una plataforma insegura en Internet

Parece que te ahorrarás unos miles, la moto que querías está a la venta en una plataforma poco fiable, pero de todos modos te arriesgarás antes de tomar esa decisión, te decimos NO LO HAGAS. No arriesgue su dinero y seguridad, siempre realice este tipo de transacciones en portales que le den seguridad como comprador.

Para comprar una moto
Para comprar una moto

3: Compra una moto que supere tu experiencia

Hay motos muy grandes, muy potentes y muy exigentes. Tendrás cierto nivel de experiencia, tal vez seas Principiante o quizás ya seas un experto, pero lo más importante es esto No compres una moto que esté por encima de tu nivel sin experiencia previa con motos más pequeñas.

Hay modelos en el mercado para niveles de experiencia muy diferentes. Elige bien tu moto para disfrutar de tu moto desde el primer día. Más adelante tendrás tiempo para subir de nivel si lo deseas.

4: Compra una motocicleta que no puedas pagar

El precio de tu futura moto debe ser según tus posibilidades. Hay bicicletas asequibles, hay bicicletas baratas, hay bicicletas caras e incluso hay bicicletas realmente caras. Recuerda que la moto que te gusta y que se adapta a tus necesidades, sea cual sea su rango de precio, no solo implica el precio de la moto en sí.

Para comprar una moto
Para comprar una moto

5: No des una vuelta antes de subirte a tu bicicleta

No compres sin probar, al final sabrás si una moto es para ti, hasta el momento en que te subes a ella y la conduces hay mejor prueba que saber cómo es conducirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.