Un dicho sabio – pasión motera

OTRA PALABRA

Subirse a una moto no es algo que deba tomarse a la ligera.

Ser motociclista requiere un alto nivel de conciencia, tan alto que te alcanza aceptar que eres humano y que cualquier cosa puede pasar, porque si eres de esas típicas personas que dicen «a mí nunca me va a pasar», lamento decirte que es así. La mayoría de las veces pasa hasta que cambiamos de opinión, mejor hagámoslo antes, porque independientemente de tu experiencia y del tiempo que lleves montando en bici, no puedes garantizar que nunca te vaya a pasar un percance inesperado. Por eso siempre es mejor estar preparado para cualquier cosa que no esté planeada, eso lo sabemos todos. “Hay dos tipos de motociclistas, los que se han caído y los que se van a caer”.

ent diciendo

Por otro lado, el hecho de que exista la posibilidad de una caída, una caída o un accidente no significa que puedas conducir con una actitud insegura, la razón por la que debes recordar lo humano que eres es precisamente para estar muy atento. y sobre todo muy seguro de los movimientos que vas a realizar. Conducir con miedo crea una inseguridad que te vuelve indeciso, y ese es un lujo que un motociclista no puede permitirse. En moto hay que tener los cinco sentidos al 100 y estar siempre alerta. Tenemos que estar preparados en todo momento para reaccionar ante una situación de peligro y realizar maniobras evasivas con capacidad de reacción y reflejos.

En pocas palabras, date cuenta de lo que significa ser motociclista, recuerda que TODOS somos mortales y mantente alerta mientras conduces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.